¿Por qué́ se ha convertido Lizarran en un referente en el sector?

Una de las mejores partes del turismo es probar la gastronomía de cada zona. Las tapas y la pasión por los pinchos han conseguido que muchas zonas de España sean famosas, convirtiendo el sector de la restauración en uno de los motores económicos del país.

En Lizarran queremos transmitir nuestra pasión por el pincho combinándolo con productos de calidad y un servicio rápido, por eso creamos hace ya más de 25 años un concepto único de Bar de pinchos y tapas.

Y es que, no sólo la oferta de productos es original, sino que hasta el sistema de presentación en nuestras franquicias es único gracias al toque de campana. Un conjunto de características que nos han hecho conseguir un hueco importante en el sector de las franquicias de gastronomía española y el privilegio de dar a conocer la cocina nacional en todo el mundo.

Pero una carta de calidad y las ganas de trabajar no son suficientes para triunfar sin el apoyo de los franquiciados. Y por suerte, en Lizarran tenemos una red de franquiciados que no deja de crecer y que ha confiado desde el principio en nuestro proyecto, compartiendo nuestra pasión por la gastronomía.

Lizarran ofrece un sistema de gestión sencillo

El principal impedimento que tienen muchas personas para invertir en el sector de la restauración es su falta de experiencia. ¿Cómo podemos gestionar un restaurante de éxito?

En Lizarran llevamos desde 1988 apoyando el negocio de las franquicias y enseñando a nuestros franquiciados el modelo de negocio. Una filosofía de trabajo que nos ha convertido en líderes del sector de franquicias rentables con más de 250 locales en 15 países.

Desde Lizarran se proporciona información en cada paso de la creación de un nuevo local. No se deja nada al aire, sino que cualquier tipo de gestión está recogida en nuestros manuales, incluso como hacer la compra de ingredientes, el sistema de preparación, como gestionar los turnos de los empleados, el uniforme o la decoración de los locales.

Nuestra idea es la de facilitar al máximo la gestión para que todo el mundo sea capaz de disfrutar de la gastronomía de Lizarran, expandiendo por el mundo un concepto de tapas y pinchos único, divertido y original.