Las franquicias españolas triunfan por el mundo

La Asociación Española de Franquiciadores (AEF) ha señalado en su último informe que el interés por las franquicias españolas se ha disparado en el último año, hasta el punto de que ya son 137 los países donde llegan las diferentes franquicias españolas.

 No sólo aumenta el interés de los inversores extranjeros, sino que cada vez son más los emprendedores españoles que se animan a cruzar la frontera para ampliar su negocio y montar franquicias en otros países. Actualmente, hay 21.730 establecimientos de franquicias españolas en mercados exteriores.

 Este aumento de locales en el extranjero tiene especial mérito si tenemos en cuenta de que gran parte de los locales de nueva apertura se hacen en mercados emergentes. Países donde el círculo de empresarios español no tiene experiencia y donde se requiere una preparación extra para introducirse a un modelo de sociedad muy diferente.

 En función del sector, la moda es el rey de las franquicias españolas con más de 79 marcas en 129 países; el segundo, la hostelería y restauración española tienen 53 franquicias disponibles en 78 países; mientras que la belleza y la estética es el tercer sector más potente con 37 firmas en 67 países.

 Si hablamos de los países donde más aceptación tienen las franquicias españolas no sorprenderá a nadie que el primero sea nuestro vecino Portugal, donde casi 200 marcas están establecidas, después viene México con 97, Andorra con 90 y Francia que cuenta con 77 franquicias españolas asentadas en su territorio.

 No es un secreto que la gastronomía española es una de nuestras mejores cartas de presentación y, aunque nos ha costado bastante tiempo, por fin estamos consiguiendo trasladar el éxito de nuestros restaurantes al extranjero, para que todo el mundo que no puede venir de viaje pueda disfrutar de nuestros platos típicos.

 ¿Quién puede resistirse a unas tapas y un buen pincho?