tapeo

El tapeo: Desde 1988 haciendo tapas

Como ya os adelantamos en anteriores entradas, el tapeo es una cultura y una manera de socializar que en Lizarran llevamos haciendo desde 1988.

Casi treinta años de experiencia, en los que podemos asegurar que es algo único. Para nosotros, es una forma de vida, por eso mimamos el producto y estamos continuamente innovando. Por eso estamos aquí, para sorprenderte cada día, con nuestra variedad de pinchos, diferentes pero con un denominador común: El estilo Lizarran.

En Lizarran estamos orgullosos de mantener esto a través de los años, por eso disfrutamos viendo como compartís vuestros mejores momentos con nosotros.

Trabajamos para tener el mejor producto, años de experiencia nos avalan, y seguiremos poniendo todo nuestro empeño en seguir mejorándolo día a día.

Nuestros pinchos, tapas, cazuelas, menús… Están escogidos cuidadosamente entre la gran variedad de alimentos que existen. En Lizarran contamos con un departamento de I+D, formado por cocineros ejecutivos de alta experiencia gastronómica. Su trabajo es estar continuamente desarrollando recetas únicas con productos de calidad, para luego hacerlas realidad y descubrirlas a nuestros clientes. Estos chefs ocupan todo su tiempo en estudiar las tendencias culinarias del momento en el sector de la restauración y descubrir las necesidades y tendencias del momento.

Posteriormente testeamos los nuevos productos en nuestro local central de Lizarran, para después darlas a conocer en toda la red de franquicias y lleguen hasta vosotros con todo el cariño que se merece. Así es como Lizarran, desarrolla sus recetas, y así es como nos gusta cuidar la cultura del tapeo ¡Para que todos la disfrutéis!

La experiencia en Lizarran

    1. Busca un Lizarran. Primero, solo o acompañado tienes que buscar uno ¿Lo tienes? Pues ya estás tardando, ¡te esperamos!
    2. Elige pincho. Pasa, coge plato, mira y deléitate con nuestra variedad de pinchos expuestos en vitrina.
    3. Sírvete tú mismo. Abre la vitrina y sírvete en el plato todos los pinchos que tú quieras ¡Ah! Y cuidado, ¡qué son irresistibles! Recuerda: La CAMPANA puede sonar en cualquier momento anunciando ‘nuestros calentitos’, no te despistes que siempre llegan sorpresas.
    4. Toma asiento o quédate en barra. Y disfruta del mejor momento: cómetelo, disfruta y comparte (si puedes).
    5. No olvides guardar el palillo en el plato. Es lo que nos diferencia! Después solo tienes que dárselo a nuestros camareros.
    6. Cuenta con nuestro personal. Tenemos un equipo de camareros en sala con el que puedes contar siempre, ellos están a tu disposición para lo que necesites. Pregúntales por los postres. Te sorprenderás.

La cultura del tapeo que llevamos practicando desde 1988 está pensada para nuestros clientes. Por esta razón, con vosotros cada día mejoramos y juntos crecemos.