El éxito del tapeo en 2016

    El tapeo es una experiencia de vida imprescindible. Hoy en día, en España se utiliza como medio de socialización, tanto en jóvenes como en mayores. Ir de cañas y tapas es divertido. Además, ¡siempre ocurre algo para recordar!
    En nuestro anterior post, os contamos como nació esta actividad o, al menos, sus leyendas. El tapeo ha sobrevivido contra viento y marea durante la crisis; y ha conseguido consolidarse y establecerse comoprimera opción para muchos a la hora de tomarse un descanso.
    En Lizarran os proponemos más de 250 variedades de pinchos, entre los expuestos en nuestras vitrinas y los calentitos, que salen cuando suena la campana. Además, os ofrecemos raciones, tapas, ensaladas… ¡Muchísima variedad! Y para ello, nada mejor que descubrirlos en buena compañía.
    El éxito del que presume el tapeo no lo decimos nosotros, se sabe y se conoce por todos los consumidores. Asimismo, en Lizarran gozamos de nuestros propios éxitos entre los clientes. Según lo que hemos recopilado a lo largo del último año, hoy, os traemos lo que más os gusta:
  • El rey de los clásicos: la txaca de jamón, todo un emblema.
  • Nuestra tortilla: la reina de los clásicos y un éxito asegurado. Nunca pasa, ni pasará de moda.
  • Nuestras mini hamburguesas, ya sean con queso, con beicon, con cebolla… ¡Qué ricas!
  • El pescado también triunfa. El rulo de salmón con queso crema tiene muchos seguidores entre nuestras filas.
  • El éxito de nuestras salchichas es ya consabido, pero nuestros minis hot dog calentitos, ¡siguen conquistando muchos corazones!
  • El burrito lo componen ingredientes tan ricos, que se comen con los ojos: El quesito, el tomatito…
  • Ahora sí, el acierto seguro es nuestro foie a la plancha, su sabor es único.
  • Sin olvidarnos, por supuesto, de nuestro pincho estrella: La chistorra. Ya sea con brie, con huevos, con pollo o con pan ¡Todo le queda bien!
    Por último, nuestras raciones. El plato que más triunfa en nuestra familia Lizarran son los huevos rotos y con tres huevos, sí, habéis leído bien, tres. Este es nuestro secreto y si los mezclamos con paletilla ibérica, chistorra o gulas… ¡Combinación top!