Campana Lizarran

¡Al sonido de nuestra campana!

¿Qué tal familia? Esta semana os queremos trasladar la importancia de nuestra campana, una seña de identidad de Lizarran. Seguro que si habéis estado en alguno de nuestros bares la habéis escuchado sonar al compás de los calentitos.

Nosotros sabemos que sois muchos los que ya la conocéis, pero para dar la bienvenida a los nuevos integrantes de nuestra familia… ¡Queremos explicar en qué consiste!

El sonido de la campana es una manera muy intuitiva de avisar a nuestros clientes, a vosotros, de qué tenéis un pincho calentito. Nuestros camareros os los ofrecen con la mejor de sus sonrisas, van saliendo pinchos y tapas siempre calentitos.

Uno tras otro… Sí, así somos, tan alegres como sutiles. 

Os invitamos a que viváis la experiencia de nuestra campana de calentitos. De hecho, ayer mismo, una clienta nos contaba que cada vez que la escuchaba, una sensación de alegría le recorría el cuerpo, ya que “se sentía parte de nosotros”. Y, así es, la campana de calentitos trae pinchos al horno, fritos o a la plancha, una gran variedad.

Además, los calentitos generan más momentos para compartir con quién estéis en Lizarran. Sabores, opiniones, sugerencias…

Os hacen participe de nuestro bar, porque no están en nuestra carta, así que siempre os sorprenderán ¡No sabréis lo que os vamos a ofrecer!

Entonces qué, ¿os venís a por unos calentitos? Nosotros estamos deseando teneros en nuestro bar. Eso sí, os avisamos, nuestros pinchos no os dejarán indiferentes, así que venid preparados para todo.

¡Os esperamos!